Demon Family Wiki
Advertisement

Las clases virtuales nunca han sido de mi mínimo agrado, he oído que las conexiones fallan constantemente y las clases tienen problemas, pero en mi caso los profesores y los padres de los alumnos se las han ingeniado para que las conexiones en las jornadas sean casi perfectas, por lo que el único problema con las clases virtuales es que todo es mucho más aburrido y se aprende menos. Ya sabiendo esto, en una de estas clases, es de suponer que yo me encontraba al borde de caer totalmente dormido, era de tarde y yo estaba encerrado en mi cuarto presente en una clase escuchando la vaga explicación del profesor de Filosofía sobre la existencia.

Aquel profesor era uno de los que exigía que todos los alumnos mantuviésemos las cámaras activadas para comprobar si alguien como yo se dormía o se iba de la clase, y en varias ocasiones el profesor alzó la voz para que los que como yo estábamos aburridos nos mantuviéramos centrados en la explicación. El hecho es que todos se estaban durmiendo a mitad de la clase y eso lo pude notar gracias a los recuadros en la pantalla de mi computadora que mostraban a todos los demás alumnos en vivo, sin embargo hubo un de estos recuadros que me llamó la atención tanto que mi sueño comenzó a disiparse y mi atención se puso aguda. El recuadro mostraba la cámara de uno de los estudiantes el cual estaba actuando de una manera extraña en ciertos momentos.

Me mantuve con la mirada en él, y noté que estaba en su cuarto sentado frente a su computadora, y él estaba congelado sin moverse en lo absoluto. Su cuarto estaba algo oscuro, vi como su mirada estaba en blanco a la cámara, y además su boca se movía a una velocidad muy rara, como si estuviese hablando, abriendo y cerrando la boca, hasta a veces sonriendo y todo esto en fracciones de segundos. Obviamente me perturbé pero mantuve la calma y dejé de prestarle atención a la clase para enfocarme en la cámara de ese alumno. Durante un año estudié con él, en la misma clase, pero nunca le hablé mucho. En mi mente me dije a mí mismo que de seguro se llamaba Alan, y así fue, al comprobar que en la lista de conectados figuraba su nombre, Alan.

Seguí observando, y entonces de golpe me aterroricé al ver; como aquel chico ya no solo movía su boca, sino que sus extremidades también, al igual que su cuerpo, daba vueltas, se levantaba y se sentaba de nuevo, a veces desaparecía y aparecía en otro lugar del cuarto, todo era muy horrible y además; todo esto ocurría en muy pocos segundos, a velocidades imposibles. Se mantiene sentado por unos veinte segundos, luego se enloquece y se mueve de formas grotescas durante dos segundos y luego vuelve a su posición frente al computador, para mantenerse quieto por otros veinte segundos y luego volver a repetir todo. Así se la pasaba. Llegué a pensar que su cámara estaba dañada, o su conexión, o algo, pero no podía ser normal. “Algo le pasa a Alan profesor” escuché que dijo una chica, y allí supe yo no era el único que veía aquellas cosas en la pantalla. Pero cuando el profesor miró detenidamente a Alan, este se mantuvo quieto y con sus ojos ahora normales, actuando como si estuviese confundido por el comentario de la chica.

Yo me sorprendí al igual que unos pocos, pero la clase siguió.

No pasó mucho tiempo, para que nuevamente, aquel Alan comenzara a actuar y moverse de maneras tétricas e imposibles, y esta vez, aquel chico se acercaba a la cámara y nos miraba con sus ojos totalmente emblanquecidos y con su boca torcida y pixelada. De hecho su rostro parecía distorsionarse y cambiar, su nariz se tornaba muy larga y puntiaguda, su mandíbula se descolocaba, sin embargo el profesor no podía verlo ya que la mayoría del tiempo estaba mirando hacia su tablero, en el que tenía todos los apuntes del tema visto.

Ordenador.png


Realmente todos los presentes estábamos muy asustados, y nadie se atrevía a decir algo pues es de muy mala educación activar tu micrófono e interrumpir la clase diciendo cosas que no tienen importancia. Justo cuando el profesor dirigía su mirada a su pantalla, aquel chico Alan dejaba de moverse extrañamente, pero todo empeoró después cuando quedaban unos minutos para que la clase acabara.

Alan desapareció por completo de su cuarto, y nadie sabía qué había ocurrido. Yo estaba confundido, pero mi expresión se mareó al notar que todos ponían caras de horror y asombro, yo no sabía por qué todos ponían esas caras, ya que yo no veía nada raro en los recuadros de los demás, ¿Qué estaban viendo? Supe que estaban mirando a mi cámara, así que con un creciente miedo en mí, comencé a voltearme hacia atrás, ya que a decir verdad; sentí un aliento espantoso en mi nuca. Mi respiración se aceleró al escuchar conmigo en el cuarto unos sonidos, como si algo se acercara velozmente hacia mí, y volteé rápidamente dando un grito seco. Al fin no vi nada en mi cuarto, pero pude escuchar como alguien activó su cámara y estaba gritando por ayuda, pasa que ese estudiante sentía que había alguien más en su cuarto, pero no se veía a nadie más que él.

El profesor nos calmó y dejamos la clase hasta allí, y sumado a esto; Alan había dejado su cámara encendida pero ya no estaba allí.



Desde ese día tuve miedo a entrar a las clases virtuales, sin embargo aquel chico Alan no volvió a aparecer. Unos días más tarde nos dimos cuenta todos que Alan había muerto hace unas semanas, esta noticia nos contó otra profesora, y cuentan sus padres que fue durante una clase que sufrió un infarto.

Sea lo que sea, ahora odio mucho más las clases virtuales, porque temo que aquel chico… aparezca de nuevo. He quedado algo traumado con lo sucedido.

Advertisement