Demon Family Wiki
Advertisement

DÍA I[]

Oc character the pigman butcher by eddeadtheonlyone de9dskg.jpg

Los árboles del bosque, frondosos por todas partes, hacen de todo el lugar un espacio muy cerrado y pesadumbroso, en donde hasta el más experimentado se podría perder. en medio de todo el mortífero se encuentra en el suelo un zapato olvidado, mostrando la desesperación y últimos momentos de vida de algún pobre hombre quien encontró su final en estos alrededores. 

En unas esqueléticas, ramas se encuentran los restos de lo que parece ser ropa, usada antes por quien sea que haya tenido la mala suerte de quedarse atrapado en aquellas ásperas, dañando además de lo que lo cubría, su mismo cuerpo, quien sabe.

Entre todo esto, de pronto se vislumbra un sonido muy tenue pero que aumenta de tono cada vez más, se trata del innegable correr de alguien, además por el otro sonido que lo acompaña, el de la respiración agitada de aquel desafortunado.

El hombre que debe tener entre cerca de 20 años, va desesperado, Mientras revolotea el pasto del suelo con el pisotear de sus violentos pasos. En un momento se enreda entre sus movimientos, y tropieza cayendo fuertemente al suelo. El dolor lo domina, tras haberse torcido el tobillo, pero después de ver tras de sí, y asustarse se levanta como puede y sigue corriendo. Algo lo persigue, se nota percata por las plantas que tiran a todos lados frenéticas.

No pasa mucho cuando este llega a un tipo de casa rodante con aspecto comercial, como si fuera una tienda, sin duda lo es.

Todo está cerrado, así que toca descontroladamente la puerta para que alguien le habrá, da gritos de ayuda, pero dice él, "mierda, ¿es en serio?, ese maldito me atrapará antes de que habrán". Cuando después de decir esto, nota el picaporte de la puerta y enervado, lo toma y lo gira, tal es su sorpresa cuando la puerta se abre.

Al entrar, después de preguntar si hay alguien, camina y en esto pisa algo en el suelo, mira hacia abajo y se horroriza al ver un líquido rojo y espeso regado ahí, y se da cuenta él, aquel; sale del refrigerador del lado suyo, así que con temor, y hasta quizás ya intuyendo con lo que se va a encontrar, abre la puerta del aparato y lo que ve, lo deja seco.

Allí dentro, se encuentra desecho, el cadáver sentado de un hombre, a quien le cuelga la cabeza tras una gran cortada, larga y profunda en el cuello, aquel rostro que dirige sus ojos muertos con los de él con un toque de culpa, y este joven, ya aterrado, sale gritando a correr hacia la salida para continuar huyendo, pero se detiene justo en la entrada, al ver a quien lo persigue frente a él. El pobre perseguido va cerrando con seguro la puerta asustado.

Esto no sirve pues, en frente de este joven, entra atravesando la puerta, la gran hoja de un hacha, y él, sale corriendo a una ventana del otro lado de la casa para escapar, la abre, pero se da un buen susto cuando cara a cara se le aparece quien lo persigue, no se puede distinguir bien las facciones del asechador. el joven sale de nuevo a la puerta para intentar abrirla, pero esta se encuentra atascada, del otro lado, está entrando su perseguidor, el joven llora, patea la puerta, la golpea, pero inevitablemente, dentro de la casa rodante, se oyen los gritos del mismo siendo atacado de brutal manera, por aquel otro.

Esas historias que nos llegan al escanear con la retina de nuestros ojos, esas imágenes perdidas que nos parece tener un antes muy interesante, o más bien la naturaleza de esta, la historia presente, ahora, después de ver varias imágenes más de cosas raras y perturbadoras que posiblemente habrán pasado con respecto a estas, damos un salto muy grande de lugar, pasando de este inhóspito espacio, a uno más bien más alentador, en medio de una zona casi rural, en un vecindario, con casas que se aguardan entre ellas y vida emergente de las mismas.

El correr y reír de los niños se roba la atención a pesar de que el enfocar solo confina a la casa que esta como principal atracción de este viaje. dentro de la misma, Charles, un hombre que por su apariencia y forma de actuar, es alguien trabajador o cuanto menos, dedicado, se encuentra empacando algunas cosas.

Este está eligiendo entre que llevarse y que no, cuestionándose para sí mismo:

-será que es buena idea llevar toda esta ropa?, no creo que sea tan necesario, ¿o sí?, ..., es mejor prevenir que luego lamentar...-

Dice metiendo la ropa a una de las tantas maletas ya listas, y al tomar un frasco con un líquido y mirarlo, dice a la vez que también lo empaca:

-el desinfectante, claro, esto no se puede quedar atrás –

Después de esto y algunas cosas más, nos trasladamos con Annie; la madre quien se encuentra fuera de la casa justo a pocos metros fuera de la misma acomodando todo de tal forma que quede bien en el auto, y atrás llega su marido, el mismo Charles, quien trae consigo todo lo restante, aparentemente pues ellos tienen una charla sobre ello:

-oye Annie, aquí traigo lo que faltaba – Charles

-ah, ya era hora, oye, ¿falta algo?, creo que nos olvida algo –

-no sé, respóndeme tu, creo que ya es todo –

-ah, ya lo recuerdo, yo iré por los vasos y todo lo demás para lo de Chase –

-oh claro, ¿se te olvidaba eso?, extraño de tu parte, jaja, bueno está bien, yo iré por los niños –

Los dos se entienden y concuerdan entre ellos para después, irse por su lado a hacer lo que tienen pendiente. El padre va a la parte de atrás del jardín y se encuentra con toda la ola de chicos, entre ellos su hija, carrie, entre todo interviene:

-hey que tal chicos, oye carrie, ya es hora de irnos, despídete-

-ah, ya tan pronto? –

-sí, lamento haberles arruinado la diversión –

Los demás chicos se desaniman, pero comprenden y cada uno sin antes despedirse de carrie quien también lo hace, se van por su lado, y padre e hija se van hacia adentro de la casa por la puerta trasera, el primero colocando su brazo sobre el hombro de su hija, hablando además de que tal les parece la idea de ir a donde sus abuelos.

De esto cuando llegan a la cocina, se encuentran con la madre, quien saluda a su hija y le pide el favor de ir a dejar una caja con trases y bebidas con cuidado a la cajuela del carro, mientras el padre va y sube las escaleras sin antes dar el comunicado, no tarda.

Al llegar al segundo piso toca la puerta de la habitación de su hijo:

-oye Chase, ya estás listo?, porque ya nos vamos –

Al decir esto, poco tiempo después se abre la puerta, es el chico, mayor que su hermana, quien expresa su inconformidad con lo pronto que se van, y el padre devolviéndole la respuesta mientras va bajando las escaleras, su hermana dijo lo mismo hace un momento.

Ya hecho todo esto, la familia completa se dirige toda al vehículo, claro, también viene con ellos el que no puede faltar en ninguna circunstancia, Jake, el gran perro que forma parte de la familia, parte fundamental según Chase quien lo trae con dificultad entre sus brazos tras el cuestionar de su padre, pero este último después desechando la inquietud al considerar que la mascota no debería quedarse sola en ese lugar.

Es así como todos ya adentro del carro, se disponen tras el difundir de Charles, colocarse los cinturones de seguridad, el mismo padre mira el espejo frontal y lo acomoda, y después enciende el auto para comenzar con el trayecto, los chicos, ven a través de las ventanas al dejar el hogar y el vecindario en el que tan acostumbrados ya están.

En medio de la nada, rodeado simplemente de naturaleza, terrenos boscosos, se encuentran un poco divididas y un poco alejadas, varias granjas, en una de ellas, tras el pasar de enormes matorrales, y en el centro de un pastizal, se encuentra una antigua, pero gran y prodigiosa casa, entre todo el terreno, se encuentran también unas pequeñas y grandes cabañas, y demás.

En la casa, justo en la entrada, se encuentra allí una más o menos anciana, que, así como desgastada, también raramente comprometida, que intenta arreglar un foco que reposa en la entrada del lugar, en este momento, en el camino cerca de la granja, una camioneta en el mismo, toma una ruta y se adentra a la propiedad, con cuidado de no dañar todo el terreno, al final se estaciona en la entrada de una de las tantas cabañas, y del vehículo sale un hombre igual de mayor como la mujer.

La última, aquella veterana con aun muchas fuerzas, empuja el interruptor para que la luz se encienda con éxito, y este hombre llega, diciendo:

-umm, interesante, ¿ya pudiste con la bombilla? –

-sí, no estaba tan extraviada después de todo –

En el camino, la familia de Charles va hablando sobre lo largo del camino, y de todo lo pantanoso que es todo el alrededor, dice Annie, "bueno, tal parece que ya estamos a punto de llegar", y en el frente se les aparece un tipo, adulto pero raro quizás, quien está colocando al lado de la carretera, en el suelo tierroso y pantanoso a las afueras de un bosque, un letrero, clavando y clavando el mismo, el cual dice; "entrada a old tree, el pueblo maldito", lee Charles preguntándose después que rayos es lo que hace el hombre.

Cuando han avanzado más, justo cuando se ven de lado con el hombre, este los mira y ellos a él, quien tiene una mirada loca y una sonrisa maniática. Cuando lo pasan, el padre ve en el espejo frontal y lo ve a aquel allá atrás mirándolos aun con aquella aterradora expresión, y dice Chase:

-que fue eso? – Chase

-ah, solo es un tipo de loco haciendo cosas raras- Charles

y siguen su camino.

En este instante, cuando están a punto de entrar a la casa los abuelos, sus oídos perciben el sonido a la distancia de un motor, al ver, un poco segados por el alto del verdoso y amarillo pasto, un auto por allá en el camino, se preguntan si son sus familiares, su hija, parece que sí, concluyen estos, diciendo que llegaron más rápido de lo que pensaban.

Al fin y al cabo, parece ser que el tiempo les dio la razón, en medio de la llegada, en el adentrar del carro están todos allí, hablando sobre el lugar a donde acaban de llegar. dice Charles el padre:

-bueno, ya hemos llegado –

-oye papa, que es todo este lugar? – pregunta la hija.

-uff, que viaje tan largo, casi como dos horas no lo crees? – Annie dice

-oye papa, ¿Qué es todo este lugar? – Carrie

-este lugar?, este lugar es la granja de tus abuelos, es la primera vez que vienes, pero tu hermano ya ha venido, es una buena experiencia para pasar de vacaciones, ¿no crees Chase? – Charles

-yo no recuerdo haber venido nunca aquí- Chase

-sí, pero eso fue hace mucho cuando estabas más pequeño – Annie

-ah, qué bien – dice este Chase con un toque de sarcasmo.

Ahora que todos hacen la misma ruta para llegar y estacionarse por ahí sin dañar nada del terreno, en donde los esperan y los reciben los veteranos, todos se bajan del auto saludándose todos con todos:

-hola mama, hola papa, ¿qué tal todo? – Annie

-mucho ha pasado desde que no has vuelto – papa

-mucho tiempo, y quienes son estos dos chicos? ... - mama

Siguen hablando mientras van caminando hacia la casa, y entrando. ya después están todos en la sala sentados, y tras de que los abuelos hicieran énfasis en el cumple años de Chase, este decide irse al cuarto de arriba y Carrie también, llevando a Jake, pues como lo esperado, no concuerdan con el ambiente adulto en el que se encuentran.

Ahora que todos los mayores están hablando, Charles, Annie, y los padres de esta, Edward y Kasey. Este primero, Edward le da la bienvenida al esposo de su hija, invitándolo a acompañarlo y ayudarlo con las cosechas y sus animales, a lo que Charles responde con una positiva, ¿Por qué no?, después aceptando y poniéndose los dos de acuerdo, van y se dirigen a la salida para irse, mientras Annie y su madre se quedan según ellas, preparando un té para cuando ellos vuelvan y claro también para los niños.

Hablando de eso, Edward interrumpe dando la última palabra, dice, junto con todo lo que trajo ya compro el pastel para lo de Chase y todos se entienden entre todos.

Ya afuera ambos hombres van hacia la camioneta del veterano, y comienzan a sacar de la cajuela cosas, entre estos grandes costales los cuales abren paso a la curiosidad de Charles:

-oiga señor, ¿y que es todo esto? –

-alimento para las plantas y cosechas más que todo, y semillas, pero pues con los alimentos no es que se necesiten mucho de estas, pues las plantas y cosechas duran mucho sin morir-

Y claro, no puede faltar la comida, los suplementos y medicinas para sus animales, dice el viejo y agregando; "cuando tienes a cargo una granja, tu día a día se vuelve muy agitado, con muchas responsabilidades. En un día completo no tienes casi descanso, pero pues entre esto y tu vida no hay mucha diferencia, me dice Annie que eres muy trabajador", y después de ambos dar una breve risa, Charles asiente corroborando el hecho sobre sí mismo.

Ya cuando el sol se está poniendo creando el atardecer, estamos en el cuarto junto a Carrie y Chase, y como lo más esperado, también Jake, estos dos hermanos se encuentran acomodando todo y decidiendo quien se va a acostar en tal cama:

-muy bien, yo quiero dormir en esta – Carrie

-no, no no no, esta es mía –

-pero yo quiero dormir junto a la ventana –

-yo también –

-oh vamos, tu siempre te tomas lo mejor –

-ahh, está bien –

Interrumpe la abuela Kasey; -oigan niños, dentro de unos minutos, bajen, no tarden tanto-

Después de un tiempo cuando Chase se encuentra sacando y contemplando su lista de comics, su hermana lo llama, diciéndole que mire eso, algo que ella ve desde la ventana, insistente esta hace que su hermano un poco irritado llegue a donde ella esta, observa, Chase no tiene que preguntar qué es lo que tanta curiosidad le causa a su hermana, pues así como ella, el aquel hecho toma por sorpresa y total atención del mismo quien impactado ve como en uno de los árboles que más cerca están a la casa, reposan y se revuelven frenéticamente una horda de cuervos.

Dice sorprendido Chase: -wow, nunca había visto tantos, de hecho, nunca había visto ninguno, creo, ¿y tú? –

-yo no –

En esto, Jake también se les une, trepando dos de sus patas al marco de la ventana, y ladrando a las aves.

Ya finalmente llagada la noche, toda la familia se encuentra en la sala reunida celebrando el tan esperado cumple años de Chase, este se encuentra con un estado de ánimo más precisamente neutro; indiferente, pues así es él, no es que le guste tanto mostrar sus emociones.

Cuando ya después de un tiempo considerable, cuando todos se preparan para ir a dormir, los dos hermanos se encuentran en su cuarto, con las luces apagadas, a oscuras, pero con una fuente de iluminación muy tenue la cual proviene de la linterna que Chase carga, con la intensión de contar la historia para cumplir con el cometido de asustarse a ellos mismos, como una forma de diversión.

De pronto se abre la puerta, es su padre quien les dice que ya es hora de dormir, y Chase dice que ya terminaron, y Carrie le pregunta a su padre si pueden mañana ir a contarse historias de miedo en medio de la granja, pues es un entorno perfecto, y su padre respondiendo que sí.

Fuera luces, sonidos, y todo rastro de vida. Sus ojos se abren abruptamente gracias al relámpago que acaba de retumbar en medio de la lluvia, Charles se ha despertado, y escucha como el llover envuelve la noche, es raro, pero comienza a sentir como si el sueño de repente se hubiera ido, ve a su lado, se encuentra su esposa durmiendo.

Todo normal, cuando de pronto, ve en el suelo, la sombra, que se proyecta gracias a la luz de la luna que pega contra algo fuera la ventana, aquella figura en el suelo hace destacar como hay allá afuera alguien que los ve a ellos junto a ramas de árboles. Este con un susto profundo ve la ventana y resulta que no hay nadie, solo es un juego de luces que forma todo el árbol allá afuera, resuelve él tras mirar y comparar las sombras con lo de afuera.

Es así como después se levanta de la cama, y para dormir tranquilo, se para frente al cristal y cuando después de intentar cerrar las cortinas, se detiene sin completar el acto, para poder observar como allá a en los árboles, entre oculto; hay la silueta de un hombre parado justo frente a la casa aparentemente viéndolo.

A esto Charles obviamente se siente un poco extrañado por aquella presencia, y las preguntas más razonables salen de su boca gracias al pensar fuerte en ello:

-quien será ese tipo?, ¿será que me está viendo?, que raro, ¿Qué hace a estas horas en medio de la lluvia en este terreno?, ese no puede ser ni Edward ni nadie de la familia, ¿entonces? – Charles

En esto, tras este se hace una sombra que se le acerca sigilosa y maliciosamente, y Charles es interrumpido por su esposa quien lo toca en el hombro y le pregunta que es lo que pasa, él se da un pequeño susto y voltea a verla a ella saludándola y diciéndole que debería estar acostada, pero ella cuestiona, y el procede a contarle que simplemente estaba viendo a alguien parado allá afuera, pero se detiene chocante al ver cuando a volteado de nuevo para contemplar hacia lo lejos, que ya no hay nadie entre los árboles, Annie también se asoma, y después resuelven simplemente en acostarse y dormir, sin antes cerrar las cortinas.


Capítulo 2 ->

Advertisement