Demon Family Wiki
Advertisement

La patasola es una leyenda muy popular en Colombia. Cuenta el origen de las apariciones de una criatura que camina de manera grotesca por todos los rincones del país. Según la tradición, la Patasola es un alma en pena que vaga sin rumbo porque deshonró a su familia.

La patasola 1.jpg

Hace mucho tiempo, en una región de Tolima Grande vivía un hacendado casado con una hermosa mujer. Tenían tres hijos. Un día, el rico ganadero tuvo ganas de conseguir otra mujer. Llamó a uno de sus vaqueros y lo mandó a la quebrada a escoger a la lavandera más bella. El hombre cumplió sus órdenes y regresó con los detalles de la mujer más hermosa que pudo ver.

La joven escogida por el vaquero era la esposa de un compañero suyo. Como el marido era muy amigo del emisario del patrón, le contó los problemas que tenía con su conyugue. Le dijo que ya no era cariñosa, no lo atendía y quería separarse de él. No se había ido de su lado por la pena de dejar a sus hijos. Conmovido, el vaquero le confesó las intenciones del patrón con su esposa.


El triste esposo agradeció a su amigo la confianza y comenzó a pensar en el posible engaño de su mujer. Decidió ponerla a prueba y le dijo que por órdenes del patrón iba al pueblo a buscar correspondencia. Se despidió de su familia y les dijo que regresaría hasta el día siguiente. Se paseó por varios lugares para hacer tiempo y esperar a que dieran las nueve de la noche. A la hora exacta, amarró el caballo y se dirigió a su casa para espiar a la esposa.

Una hora después, la mujer aprovechó la ausencia de su marido para ir a ver al hacendado. Cuando se perdió por el camino, el hombre entró en la casa y se acostó a dormir con los niños. La joven regresó con mucha tranquilidad en la madrugada. El esposo le preguntó con molestia de dónde venía y ella le contestó que había ido a lavar ropa. El marido enojado le dijo que cómo era posible que lavara ropa de noche. La mujer no contestó.

Unos días después, el vaquero inventó otro viaje. Subió a su caballo y se fue a dar vueltas para perder el tiempo. Por la noche, amarró su caballo y regresó caminando a su rancho, escondiéndose en una platanera frente a su casa. Cuando el rico ganadero llegó a su vivienda, la infiel esposa salió a recibirlo con un beso.

Lleno de furia, el marido engañado salió de su escondite y de un machetazo le cortó la cabeza al patrón. La joven intentó huir pero el enloquecido esposo le dio un certero machetazo que le cortó la pierna. La mujer cayó al suelo y murió desangrada. El vaquero fue condenado y pasó un tiempo en la cárcel. Al salir, fue a su casa a buscar a sus tres hijos y le prendió fuego a su propiedad.

Desde ese día, se cuenta que la Patasola comenzó a ser vista saltando en una sola pata. Camina cubriendo las sierras, cañadas y caminos de la región, chorreando sangre y lanzando gritos lastimeros. Es el alma en pena de la mujer infiel que no supo respetar a su esposo.

Advertisement